BITACORISMO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar anuncios personalizados. Para seguir navegando por la web, es necesario que aceptes nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad. Si pinchas en el botón ACEPTAR, estás aceptando las condiciones de ambas políticas.

Bitacorismo

Escribiendo pensamientos

Ahora estás en: Portada > Un año dando clases.

Un año dando clases.

Escrito por guialven el 9 de junio de 2008 en Mi vida, Otras

Ayer estaba pensando en que hace casi un año que empecé con lo de las clases. No me parece que fue ayer, me da la sensación de llevar no sé cuanto tiempo con ello. Y me puse a pensar en todos estos meses.

Cada uno en su trabajo ve cosas extrañas, tiene sus anécdotas y batallitas … Yo creo que el premio de mi primer año intentando enseñar se lo daría a un tipo que se enfadó cuando vio que lo que quería era imposible.

– Hola, me gustaría aprender español.
– ¿Cuántas veces por semana quiere venir?
– Noventa minutos por semana, unos seis meses. Será suficiente, ¿no?
– ¿Suficiente para qué? (Madre mía, pensé)
– Para hablar español.
– ¿Pero a qué nivel de español quiere llegar?
– Por ejemplo, ¿podré entender un libro o una película en español?
– ¿Sabe ya algo de español?
– No, nada.
– ¿Italiano? ¿Francés? ¿Portugués?
– No, nada. Un poco de inglés.
– ¿Y tiene tiempo para estudiar en casa algo más?
– No creo. Tengo un negocio y no tengo tiempo para casi nada.
– Pues entonces no creo que pueda llegar a ese nivel en 6 meses. Podrá entender textos fáciles, seguir conversaciones sencillas … pero no mucho más.
– ¿Y eso?
– Pues porque aprender un idioma requiere más tiempo, hay que practicar, aprender estructuras y vocabulario … Es normal necesitar mucho más tiempo. (Y mil explicaciones más)

El tío hizo una clase de prueba, dijo que haría la transferencia del dinero a la academia para el resto del semestre … pero nunca más volvió. ¡Es que hay cada profesor por ahí!

Ahora en serio, ¡qué daño hacen esas publicidades de aprenda el “idioma x” en seis meses sin esfuerzo! Eso no puede ser, sin vivir inmerso en el idioma, con sólo una hora algún día suelto es imposible aprender el idioma a un nivel suficiente para desenvolverte en ese idioma.

Bueno, depende de a qué llamamos hablar un idioma, claro. Pero seguro que no lees un libro o entiendes una película con 40 horas de clase como quería el ganador del I Premio “¡Qué atrevida es la ignorancia!”.

Hay 4 comentarios.

  1. El 10 de junio de 2008, a las 16:02 horas, e qui li qua dijo:

    Tenias que haberle propuesto un curso de castellano elemental,….a mi con el elemental de alemán no me va tan mal: Chus, danke, “falafel”, ohne (para comprar agua sin gas, imprescindible en alemania),”caldeison”, bier, bitte, kartofen y el famoso alls vedrs piquen, naps crucs couen, fusgau.

    Asi k para el proximo que llegue le haces un básico:hola, adios, gracias, por favor (este lo podrias incluso suprimir, no se usa mucho en españa), con gas, sangria, tinto de verano, paella, hijo puta y cabron,…creo que se defenderia de categoria.

    chaoooooooo

  2. El 11 de junio de 2008, a las 17:15 horas, e qui li qua dijo:

    El google ha ganado el premio principe de asturias de comunicacion

  3. El 11 de junio de 2008, a las 17:48 horas, Eva dijo:

    “…alls vedrs piquen, naps crucs couen, fusgau…”

    …me lo repita?

  4. El 11 de junio de 2008, a las 23:45 horas, guialven dijo:

    Sería una versión del “suban empujen estrujen paren y bajen” que se dice en Onda y supongo que en algunos sitios más (“ajos verdes pican, nabos crudos escuecen”).

    Lo del “fusgau” es una historia más larga surgida de un viaje por Bremen y Hamburgo con parada en más de un abrevadero. Ya te la cuento el viernes.

Páginas