BITACORISMO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar anuncios personalizados. Para seguir navegando por la web, es necesario que aceptes nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad. Si pinchas en el botón ACEPTAR, estás aceptando las condiciones de ambas políticas.

Bitacorismo

Escribiendo pensamientos

Ahora estás en: Portada > Gestos de los bebés y de los niños pequeños (de 0 a 1 año).

Gestos de los bebés y de los niños pequeños (de 0 a 1 año).

Escrito por guialven el 13 de julio de 2011 en Los humanos

¿Te preguntas si estás entendiendo lo que quiere decirte un bebé o un niño pequeño que aún no habla o si los gestos y sonidos que hace son específicos de su edad? Yo muchas veces y casi siempre llego a la conclusión que los niños pequeños deben pensar que no me entero de nada 🙁 .

Bebé llorando y llamando la atención mediante gestos.

A pesar de que los bebés aún no sepan hablar, los gestos y signos son un claro componente de comunicación prelingüística. Desde su nacimiento los bebés poseen una predisposición innata a la comunicación, mostrando gran sensibilidad al rostro y voz humanas e imitando gestos faciales y sonidos.

A partir del primer mes aparece en los bebés esa bonita sonrisa social y a partir del segundo esa mirada y esos gestos con los que manifiestan placer ante nuestra presencia, por ejemplo cuando un bebé no para de agitar los brazos y las piernas.

Los intercambios de expresiones faciales o movimientos centrados en nuestro rostro reciben el nombre de “juegos cara a cara” y aunque parezca que el bebé nos está imitando, con sus gestos el bebé muchas veces lo que hace es tomar la iniciativa en la comunicación y si no respondemos como él espera, mantiene la interacción hasta que lo consigue. No se trata de un simple intercambio de información, es una manifestación de afecto positivo.

Alrededor del primer medio año, el niño deja de prestar atención a las personas y se interesa por los objetos del entorno. Como si esto nos molestara, los adultos tratamos de llamar su atención mediante sorpresas, juegos, gestos exagerados o actividades tratando de provocar su risa.

En esta etapa el niño no puede coordinar en una misma actividad a personas y objetos. Si el niño quiere jugar, decide hacerlo con una persona o con un objeto, por ejemplo con la madre o con el cochecito que rueda ya que aún es incapaz de poder jugar con la madre y con el cochecito conjuntamente, por ejemplo pasándoselo uno al otro.

Ante las sorpresas o juegos de los adultos, el niño permanece pasivo al principio pero hacia los 8 meses empieza a tomar la iniciativa y responde con gestos y actitudes creando nuevas formas de juego.

Entre los 8 meses y el año de edad aparece la comunicación intencional. Ahora el niño demanda nuestra atención para conseguir un objeto (o un objetivo). Un ejemplo sería la repetición de acciones por parte del niño para conseguir nuestra risa o la provocación en forma de violaciones explícitas de nuestras normas para conseguir nuestra atención: tirar la comida para provocar nuestra reacción…

Hacia finales del primer año, el niño ya es capaz de coordinar en una misma actividad a personas y objetos. Tomando de nuevo el ejemplo de la madre y el cochecito, ahora el niño jugará con la madre a pasarse el cochecito (persona y objeto simultáneamente).

Otro ejemplo sería cuando el niño señala algún objeto a la vez que vocaliza y mira a la persona, no dejando de señalar, vocalizar y mirar hasta que consigue su objetivo (signos de señalamiento protocomunicativo). ¡Anda que no son listos!

Si te interesa el entretenido 🙂 tema de los gestos en bebés y niños pequeños, puedes ampliar la información en los siguientes libros:

  • GÓMEZ, J. C.; SARRIÁ, E.; TAMARIT, J.; BRIOSO, A.; LEÓN, E. Los inicios de la comunicación: estudio comparado de niños y primates no humanos e implicaciones para el autismo, Volumen 106 de Investigación. Madrid: CIDE.
  • GARCÍA MADRUGA, J. A.; GUTIÉRREZ MARTÍNEZ, F.; CARRIEDO LÓPEZ, N. Desarrollo cognitivo y lingüístico, Volumen I. Madrid: UNED, 2002.

Además de los gestos, los bebés y niños también emiten sonidos antes de articular palabras con significado. Esos sonidos también dependen de la etapa de desarrollo. Pero sobre los sonidos de los bebés y niños pequeños ya os hablo otro día.

Dejando la teoría a un lado, ¿tienes alguna experiencia personal que confirme esta evolución de los gestos?. Tratándose de niños, seguro que has vivido más de una historieta curiosa o has jugado con ellos algo interesante, ¿te animas a contarlo?

Hay 4 comentarios.

  1. El 14 de julio de 2011, a las 20:10 horas, E qui li qua dijo:

    Muchas gracias por la información!!!!

  2. El 14 de julio de 2011, a las 20:18 horas, E qui li qua dijo:

    El otro día estaba jugando con mi sobrino de 2 años, y la cortina se meneaba por el aire, yo me escondía detrás y cuando la levantaba el aire, él me veía y se moría de la risa, después yo hacía como si fuese un fantasma y decía FANTASMAGóRICO!!!!!! y el repetía la palabra y se aún se reía más, durante la tarde cada vez que yo decía fantasmagórico, él se reía y miraba la cortina esperando a que se moviera.

  3. El 14 de julio de 2011, a las 20:48 horas, sivuple dijo:

    E qui li qua, creo que si te hubiera visto, yo también me habría reído mucho… ¡y eso que ya no tengo dos años! 😛

  4. El 15 de julio de 2011, a las 11:21 horas, Sister dijo:

    A mi Noelia me enseñó el truco que cuando un bebé (muy bebé) llora les da mucha tranquilidad ponerles su propia mano en la boca (no entera está claro, que queremos que pueda respirar!!!!)

Páginas