BITACORISMO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar anuncios personalizados. Para seguir navegando por la web, es necesario que aceptes nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad. Si pinchas en el botón ACEPTAR, estás aceptando las condiciones de ambas políticas.

Bitacorismo

Escribiendo pensamientos

Ahora estás en: Portada > Archivo de la categoría 'Irlanda'

Archivo de la categoría 'Irlanda'

Dublín (Irlanda), ciudad para pasar un fin de semana largo.

Publicado por guialven el 11 de noviembre de 2008 en Irlanda, Viajes

Hace unos días estuve en Dublin un fin de semana, una visita relámpago de viernes a domingo aprovechando un super-ofertón de Ryanair.

La verdad es que no tuve tiempo de ver ni de hacer mucho, pero me gustó y me quedé con ganas de volver otra vez. Dos días es poco, pero cuatro son suficientes para ver lo más importante y visitar el Temple Bar por la noche.

El aeropuerto de Dublín está muy cerca de la ciudad. Hay varios servicios de autobús hasta el centro. Los autobuses paran justo en la puerta del aeropuerto, sales y tropiezas con ellos. En unos treinta minutos te plantas en la ciudad.

Como íbamos un poco a ciegas, sin haber mirado casi nada de Dublín, ni de las conexiones con la ciudad, optamos por comprar los billetes de autobús en el vuelo de Ryanair.

El billete de ida y vuelta con Terravision nos costó 12 euros. Resultó ser el mismo precio que el de otra compañía y creo recordar que un euro más barato que una tercera.

Todos los autobuses tienen una parada en una gran avenida que se llama O’Connell, avenida que llega hasta el río Liffey. Cuando llegas al río estás más o menos en el centro de Dublín. Según el punto de la avenida donde estés, andando hasta el río puedes tardar entre uno y diez minutos.

Nosotros buscamos un hotel en la parte de arriba de la calle, en Upper O’Connell Street. Son bastante más baratos a cambio de unos 4 ó 5 minutos de paseo adicional. Otra ventaja de esa calle es que de camino al centro, bajando a mano izquierda, hay una oficina de información turística.

Lo primero que me llamó la atención de Dublin fue que la gente pasa de los semáforos de peatones, la gente sólo espera cuando hay coches cruzando. Si no es así, da igual el color en que esté el semáforo.

Por cierto, en Irlanda los coches circulan por la izquierda y en Dublin, como en Londres, en el suelo están las señalizaciones de “Mire a la derecha” (Look right) y “Mire a la izquierda” (“Look left“).

Páginas